La creatividad como motor económico

La creatividad como motor económico

 

Rocío Beatriz Macay Contreras Por Rocío Beatriz Macay Contreras
Alumna de MBA
EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey

Al comparar el desarrollo económico de dos países, a menudo se hace en relación a la cifra que aportan las industrias en la generación de nuevos empleos o al volumen de productos de exportación. Pero rara vez se toma en cuenta la importancia del poder de la creatividad humana y el talento como motor de desarrollo de un país. El deseo de innovar y crear hace que personas de todo el mundo se desplacen y se organicen en países y regiones que ofrecen un espacio de intercambio cultural y creatividad sin límites, donde expresar y compartir sus ideas sin obstáculos ni restricciones.

En la era de la globalización, los países emergentes son aquellos que abren sus puertas a la clase emprendedora e innovadora, con el fin de transformarse en grandes motores económicos.

El influyente escritor y experto en desarrollo económico Richard Florida explica en sus libros The Great Reset y The Flight of the Creative Class cómo a los períodos de crisis siguen “grandes restauraciones” (great resets), en las cuales las economías y sociedades se remodelan y transforman en todos los aspectos: desde cómo y dónde vivimos a cómo trabajamos e invertimos, resultando en una remodelación de ciudades, e incluso, regiones enteras. Según el autor, las crisis son un medio adecuado y necesario en los ciclos económicos que nos permite diferenciar entre los elementos funcionales y lo que no lo son. Asimismo, el autor cuestiona las creencias tradicionales sobre la naturaleza del progreso económico, a la vez que nos invita a reevaluar nuestro modo de vida.

Florida sostiene que el surgimiento de “la clase creativa” en países avanzados se está convirtiendo en el punto de despegue del desarrollo. La función económica de científicos, ingenieros, músicos, diseñadores o arquitectos es crear nuevas ideas, nuevas tecnologías o en muchos casos nuevos contenidos culturales. Para él, lugares en los que bohemios, inmigrantes y personas con diversas preferencias sexuales se sientan bien serán los más propicios para desarrollar la creatividad. Austin, Seattle, San Francisco o Boston son algunas de las ciudades norteamericanas tomadas como modelo.

La clase creativa representa una fuerza productiva que no tiene límites. En su investigación, Richard Florida halló que las personas creativas no se movían tanto por un mejor salario o nuevas aventuras, sino que su motivación principal era vivir en lugares donde se les ofreciera estilos de vida acordes a sus creencias y múltiples intereses. En The Flight of the Creative Class, el autor argumenta que la clave del crecimiento económico y de la competitividad es “el movimiento del talento a escala planetaria”.

Estamos viviendo una de las mayores migraciones humanas de la historia, caracterizada por la concentración de la clase emprendedora, innovadora y con talento en unas 20 megarregiones en el mundo; demostrándose hoy más que nunca que “el talento llama al talento”. Las personas de más talento se agrupan geográficamente porque así florecen oportunidades como economías de escala, acceso e intercambio de conocimiento y ventajas de productividad.

En el EGADE Business Summit 2015, Richard Florida explicará el impacto que genera la economía basada en la creatividad y cómo este enfoque puede mejorar el desarrollo y la economía de muchos países.

alestra

One thought on “La creatividad como motor económico

  1. Estimada Rocio es un gusto saludarla y a la vez felicitarla por su aporte que pone en alto nuestro pais. En virtud de ello le comento que desde el Ministerio de Economía se han iniciado acciones tendientes a potenciar la cratividad principalmente de los emprenderores jóvenes con un programa con INNOVATIC´S, lo cual esta en sintonia con su editorial. Siga adelante con el apoyo incondicional de Dios y su familias que son de mi gran estima.
    Atentamente
    Wilfredo Medina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *