Las promesas (y retos) de la base de la pirámide

Las promesas (y retos) de la base de la pirámide

 

José Daniel Alpízar José Daniel Alpízar Solano
Alumno de Maestría en Finanzas
EGADE Business School.

Al finalizar de la Guerra Fría, los países del bloque soviético, así como China, India y América Latina, abrieron sus mercados a la inversión extranjera. Esta significativa transformación social y económica ofreció diversas oportunidades de crecimiento a las empresas multinacionales. Sin embargo, durante la última década, la mayoría de multinacionales han tenido un desempeño limitado en cuanto a sus estrategias para abordar los mercados emergentes.

La innovación en la base de la pirámide, como la describe uno de sus artífices, Stuart L. Hart, nace de la idea que los mercados de bajos ingresos representan una gran oportunidad para las multinacionales de crear valor económico y social. Estos mercados están compuestos por miles de millones de personas que entran por primera vez en la economía de mercado.

Para llegar a este mercado, las empresas multinacionales no solo deben contar con los recursos necesarios, sino que deben estar dispuestas a mirar las estrategias de globalización desde una perspectiva que considere la inclusión de la base de la pirámide. Además del crecimiento económico, estas estrategias han de contemplar las incalculables contribuciones a la humanidad. De hecho, los países que no poseen una buena infraestructura o productos que cubran sus necesidades básicas deberían considerarse como un mercado ideal para probar productos, estrategias y tecnologías sustentables.

En su artículo seminal, “The Fortune At The Bottom Of The Pyramid” (2002), los profesores C.K. Prahalad y Stuart .L. Hart estimaron que la base de la pirámide consta de 4 mil millones de personas, aproximadamente dos tercios de la población mundial, que requieren productos y servicios que sean parte de modelos de negocios innovadores y tecnología de primera línea. Ignorar este mercado supone perder un enorme potencial de negocios. Pero para lograr atraer a este mercado, es necesario incluirlos en la cadena de valor de la empresa, generando un ciclo en el cual esta población aumente su calidad de vida y la empresa incremente sus ventas.

Hacer negocios con la base de la pirámide no es tarea fácil, implica mucho esfuerzo y estrategias de negocio sumamente rentables, ya que cada ineficiencia dentro de la operación impactará eventualmente en el precio, limitando la capacidad de compra de los consumidores de la base de la pirámide.

Durante el EGADE Business Summit 2015, Stuart L. Hart analizará modelos de negocios y emprendimientos inspirados en la base de la pirámide, que generen beneficios económicos, sociales y medioambientales para América Latina.

cemex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *