¿Y si México y América Latina se convirtiesen en una fábrica de “messis” de la innovación?

¿Y si México y América Latina se convirtiesen en una fábrica de “messis” de la innovación?

El público de medio mundo se ha arrodillado ante el talento natural del argentino Lionel Messi. El jugador del FC Barcelona maravilla al mundo en cuanto sale al terreno de juego y sus goles son reproducidos por las televisiones de todo el mundo. Muchos lo comparan con Maradona, al que incluso puede haber superado en algunos aspectos. Pero al final del día ¿cuál ha sido la gran innovación que Messi ha aportado al fútbol? Con sus regates, jugadas y goles, Messi ha llevado el fútbol a nuevos escenarios. Así funciona la innovación, como indica Andrés Oppenheimer, uno de los conferencistas que participarán el 3 de noviembre en el EGADE Business Summit en Monterrey.

Oppenheimer, editor para América Latina y columnista de The Miami Herald, considera que las empresas latinoamericanas deben saltar al césped con nuevos aires y regates, improvisar jugadas imposibles, como el futbolista argentino,.

Desafortunadamente, “en los países hispanohablantes veneramos a los futbolistas y a los cantantes pero no a los científicos. Si no creamos una cultura de admiración no van a surgir innovadores. Nuestros países necesitan un Messi de la innovación,”, sostiene el experto en una entrevista reciente con el diario El Mundo (22/08/15 ).

Pero incluso Messi falló muchos regates y goles antes de ser mundialmente conocido. Es esa cultura del fracaso, según el analista, la que llevó a Messi al éxito en el futbol, o a Steve Jobs en la tecnología. Por desgracia, lamenta, “en los países hispanoamericanos crucificamos a los que fracasan y ésa es la principal traba para promover una cultura del progreso. Una de las cosas que aprendí entrevistando a los mayores innovadores del mundo es que no hay éxito que no sea resultado de una larga cadena de fracasos”.

Según Oppenheimer, esta es la cultura de la innovación debe caracterizar a las empresas y directivos mexicanos y latinoamericanos. En América Latina, “tenemos talento y creatividad, pero no están acompañados de una educación de calidad ni de una tolerancia social con el fracaso. Si superamos estos dos escollos culturales no nos para nadie”, dice Oppenheimer, para quien el conocimiento es el origen de toda innovación.

América Latina está llena de Messis, según Oppenheimer. Pero para que florezcan, el público debe jalearlos y animarlos, en lugar de criticarlos si fracasan.

Andrés Oppenheimer analizará en el EGADE Business Summit de Monterrey el próximo día 3 de noviembre los factores clave para que florezca la semilla de la innovación en América Latina. El experto analista discutirá, junto con otros expertos y gurúes internacionales, sobre un modelo propio de innovación para América Latina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *